Constelaciones Familiares y Bioneuroemoción en Córdoba.

Es una metodología terapéutica que brinda la posibilidad de, en un tiempo breve, comprender acerca de las dinámicas, intrincaciones e implicaciones familiares que sostienen los conflictos que afectan a nuestras vidas, para luego aportarnos movimientos de solución a los mismos.
Las Constelaciones nos permiten mirar la red vínculos y relaciones en donde estamos involucrados, promoviendo el Buen Orden y generando Plenitud en los diferentes lugares en los que día día nos desenvolvemos.
Aprovechar la oportunidad de vivenciar un trabajo de Constelaciones nos brinda la oportunidad de reducir la manifestación de síntomas, limitaciones y desdichas.
Las Constelaciones Familiares traen Luz sobre los penumbras que nos impiden «Ser» en lo Fácil, dejando fluir el Amor en Orden, aportando Soluciones y Alivio a nosotros e indirectamente a los miembros de nuestras familias.
Tienes a tu disposición detalles sobre la Metodología Terapéutica en el botón que dice Más Información. 

¿Qué pasa en un Taller Grupal de Constelaciones Familiares?

Todos los que deciden asistir a encuentro grupal de Constelaciones Familiares, se acercan con un conflicto que necesitan solucionar o modificar. La participación de cada persona puede ser desde varios roles que hacen a la dinámica terapéutica.
1. Como Consultante: Manifestando directamente al Facilitador (Terapeuta) el asunto que quiere trabajar.
2. Como Representante: Poniéndose al servicio del Consultante, representando a algún miembro de su familia o elementos implicados en la situación conflictiva, por ejemplo un síntoma físico o emocional.
3. Como Participante: Observando y trabajando lo suyo desde una apertura, plena y en resonancia, con lo que sucede en el transcurso de la Constelación.

¿Qué significa que en los Taller Grupales de Luz y Movimiento complementen las Constelaciones Familiares con la Bioneuroemoción®?

Significa que te ofrecemos identificar el ambiente emocional donde se gestaron tus traumas y la profunda relación que tienen con las enfermedades y conflictos que intervienen en tu bienestar. La Bioneuroemoción es una evolución de la Biodescodificación, que encuentra la relación entre emoción y síntoma aunque profundiza la acción de Trascendencia.

12 de Noviembre
16 a 21 hs.
Córdoba
Taller Grupal de Constelaciones Familiares.
 Inversión: $1000.
30 de Noviembre
15 a 20 hs.
Córdoba
Taller Grupal de Constelaciones Familiares.
 Inversión: $1000.

 

Los Talleres comienzan con una presentación de la Facilitadora, Dra Teresa Susana Taborda, explicando que es esto de Constelar, que tiene para ofrecernos y como el Orden Sistémico transforma nuestras vidas. Luego invita a los asistentes a decir sus nombres y el objetivo con el que se acercan a este Espacio. Cada uno podrá decir lo que necesite y le resulte cómodo transmitir. Inmediatamente se guía hacía una relajación, mediante un ejercicio de fácil desarrollo. Una vez concluido esto comenzamos con la dinámica más clásica del Constelar: Cada persona levanta su mano con el sentir de que es el momento de Dar Origen a una Constelación con su Conflicto. De esa forma la Facilitadora, elige por Resonancia, Percepción, Conocimiento y Experiencia, cual caso se configurará. La persona presenta su tema y elige o elige por ella la Facilitadora, a Representantes que ayuden en su Constelación. Por ejemplo, pasa alguien que tiene un conflicto con su Trabajo, que siente que no lo/a deja progresar y lo/a limita. De esta manera elegirá, para iniciar, un representante para él/ella y su trabajo. Los Representantes que acepten pasar, se pararán en el lugar destinado a la configuración, llamado Campo, y, despojándose de cualquier intención, dejarán que sus cuerpos si tienen la necesidad de moverse, se muevan, si sienten algo, lo manifiesten, si necesitan mirar o cerrar los ojos, lo hagan y así… En este momento es donde la Facilitadora pone en ejercicio y apertura sus conocimientos sobre las Constelaciones y la Bioneuroemoción para saber si es necesario que se sumen más Represetantes que traigan lo que falta y puedan ser útil o si se da lugar a las frases y movimientos sanadores que reparan el Orden. Así la Constelación se desarrolla y se puede ver claramente donde está el origen del conflicto y que es necesario hacer para que se resuelva. La jornada continúa así, llamando y trabajando con cada asistente que lo desee. Luego llega la hora del break en donde tomamos y comemos algo, podemos salir al patio a caminar y conversar con los demás asistentes sobrecuestiones que sean de nuestro gusto. Cuando pasó el break volvemos al trabajo y sigue la misma dinámica con el plus de que la Facilitadora se detiene a consultar dudas puntuales y chequear como estamos con todo lo vivido hasta el momento. El encuentro finaliza con un cierre Amoroso que nos invita a compartir con que emoción nos vamos y si ha surgido alguna nueva inquietud.
Es importante destacar que la Constelaciones Familiares están pensadas para que cada asistente trabaje desde las diferentes instancias que tiene como posibilidad la dinámica. Como mencionábamos anteriormente, en una Constelación Familiar Grupal podés: Dar Origen a una Constelación con tu conflicto, ser Representante en el trabajo de otro u Observar lo que sucede. Todas tienen que ver con cada uno de nosotros, todas nos vienen a mostrar algo para crecer y trascender a lo que, hoy, ya no es útil.

Lo que buscamos todas las personas: La Paz, la Dicha y la posibilidad de tomar Nuevas Decisiones. Estas metas son un sistema, un conjunto de pensamientos y situaciones, que en equilibrio prosperan para darnos una vida satisfactoria y relajada. Gran parte de los bloqueos y patrones dolorosos no siempre son responsabilidad directa de nuestras decisiones, puesto que en nuestra mente existe un nivel más profundo, el Inconsciente, donde anidan instrucciones incondicionales, heredadas de nuestros ancestros (padres, abuelos, bisabuelos, tatarabuelos y más). Estos patrones pueden hacerse visiblesen los diferentes síntomas físicos, emocionales o conductuales.

  • Enfermedades Físicas, Mentales y Psicológicas.
  • Conflictos de pareja, actual o relaciones del pasado.
  • Problemas con los hijos.
  • Dificultades en las relaciones familiares.
  • Exclusión y problemas de relaciones sociales .
  • Orientación en momentos vitales de cambio.
  • Recursos para afrontar enfermedades.
  • Problemas de fertilidad, adopciones.
  • Desarrollo personal.
  • Destinos difíciles (muertes prematuras, abortos).
  • Traumas de la infancia.
  • Sentimiento de Auto-sabotaje para no conseguir éxito económico, profesional, o personal.
  • Otros temas: herencias, juicios.
  • Orientación a nivel profesional y proyectos.
  • Depresión, tristeza y melancolía, con o sin causa aparente.
  • Etc.
  • Pérdidas y duelos – Superar sucesos trágicos.

La Bioneuroemoción®: Un nuevo método para el bienestar emocional. Se posa sobre la convicción de que los pensamientos, creencias y emociones influyen en tu calidad de vida. Es un método humanista basado en disciplinas científicas, filosóficas y humanistas que estudia las emociones y su relación con las creencias, la percepción, el cuerpo y las relaciones interpersonales.
Su objetivo principal es comprender e incidir sobre el bienestar emocional.
El elemento trabajo es el cambio de percepción y la comprensión de la información transmitida por nuestra cultura y nuestra familia, con el objetivo de lograr un mayor bienestar emocional. Cuando nacemos heredamos el ADN de nuestra familia, y este ADN es información, no existe el ADN basura, ya que la naturaleza no hace nada por azar, ni nada que no tenga una función, un orden. Nacemos con la información de todo nuestro árbol genealógico, heredamos los shocks emocionales de nuestros ancestros, para repetirlos y repararlos actuando de manera diferente. Desde este nuevo enfoque podemos entender la información que nuestro cuerpo nos está dando. Si en una agradable cena con amigos, recibo una llamada con una mala noticia, algo que no soy capaz de digerir o que tengo que tragarme, seguramente empiece a tener dolores estomacales, acidez…y podré argumentar que me ha sentado mal la comida, pero es mi cuerpo dándome una información para que yo esté en coherencia.Coherencia es sentir, pensar y hacer lo mismo, si tomo conciencia de algo que me causa conflicto y actúo de manera coherente, mi enfermedad, los síntomas de mi cuerpo que me estaban dando una información, una solución biológica a mi conflicto, ya no serán necesarios.

Este método nos ayuda a comprender y tomar conciencia de la relación entre las emociones inconscientes, el impacto que éstas tienen en la biología y, en consecuencia, en la calidad de vida del individuo y su bienestar.

 

Dra. Teresa Susana Taborda
Médica UNC MP: 27453/9-Especialista en Atención primaria de la Salud, Obstretricia, Geriatría, Medicina Clínica y Emergentología-Trabajó en el Hospital Misericordia y fue Docente de Medicina I en la UNC.-Formó parte del equipo de trabajo de médicos del Hospital de Urgencias.
Terapeuta Gestáltica formada en la UNC, con el Dr. Mario Sassi, en el Hospital Nacional de Clínicas.
Formó parte del equipo del Área de Salud Mental del HNC. Consteladora Familiar  formada con el Grupo Huellas. Directores: Lic. Sofía Ines Ferreyra MP. 2606, Lic. Alejandro Reyes MP. 3113. Psicólogos, terapeutas gestálticos, consteladores formados y certificados por Bert Hellinger, (Hellinger Sciencia) Alemania. Avalados por el Centro Hellinger Argentina. Fue Miembro del cuerpo de docentes a cargo de la formación en Constelaciones Familiares del Grupo Huellas. Vasta experiencia en Constelaciones Familiares, impartiendo talleres mensuales, Grupos Terapéuticos y Sesiones Individuales, desde diferentes Instituciones. Hoy desarrolla su actividad en el Espacio Luz y Movimiento, del cual es Fundadora y Directora. Posee Certificación de Experta, con Maestría, en Constelaciones Familiares del Instituto de Brigitte Champertier de Ribes, España. Actualmente continúa su formación en Bioneuroemoción® en el Instituto Enric Corbera.

Tenemos un servicio adaptado tus necesidades:
👉Ambiente climatizado.
👉Baños totalmente equipados.
👉Break con distintos alimentos y bebidas (frías y calientes).
👉Agua Mineral y Pañuelos descartables de consumo libre.

Nuestra dirección:
👉 Vieytes 278, entre Caseros y Duarte Quirós, B° Alto Alberdi – Córdoba.

Próximo Encuentro: Consultar fecha vía formulario de contacto o al teléfono 3513480683.

La inversión: 
👉$1000

Podés pagar con efectivo, tarjeta de crédito, débito, mercado pago, transferencia o depósito bancario.

Para pago con crédito o débito, haz clic en nuestra página web luzymovimientoespacio.com/tienda
Importante: Antes de abonar tu inversión con tarjeta te pedimos que realices tu reserva a través del Formulario de Inscripción y Consulta o al teléfono 3513480683.

Si deseás anotarte, completá el formulario que dice Inscripcíon y Consulta.
En el transcurso de 72 hs hábiles, te responderemos por mail o en el caso de no tener tu dirección de correo electrónico, te enviaremos un mensaje de whatsapp.
Te sugerimos revisar, además de tu bandeja principal de correo, la sección Spam, Correo no deseado o Promociones, ya que nuestra respuesta puede llegar a estos distintos destinos.
Si tuviste inconvenientes para completar el formulario o para encontrar nuestro mail, podés comunicarte al 3512024487 o al 3513480683.
Gracias!

Para poder comprender de manera intelectual cual es la dinámica de las constelaciones familiares es importante definir ciertos conceptos que nos ayudarán a entender el Para qué de esta terapia y Cuál es el grado de su efectividad.

 El Inconsciente

Desde mediados del siglo pasado la mayoría de las escuelas relacionadas con la psicología y la psicoterapia, toman en cuenta un nivel de nuestra conciencia que no es manifiesto en apariencia en nuestra forma de ser. Al margen de la personalidad visible con que un ser humano se desenvuelve en su entorno social, familiar o laboral, su sistema de creencias, sus transacciones emocionales, su respuesta consciente ante cualquier situación, también está condicionada por instintos, conocimientos e ideas profundas que se encuentran más allá de la conciencia con que se desenvuelve una persona  en el día a día. A este conocimiento profundo e instintivo, se le llama inconsciente. Gracias a las constelaciones familiares podemos llegar a entender este impulso instintivo. El inconsciente es el encargado de generar los impulsos más básicos, la materia prima de donde se originan las ideas y el pensamiento. Es la fuente profunda de nuestro ser más básico, y aun cuando no se expresa tácitamente a lo largo de nuestra vida, tiene como función principal mantener la supervivencia del individuo desde su equilibrio emocional hasta su salud física.

En una analogía de cuán grande es esta parte de nuestra mente, se suele comparar con un iceberg, donde la parte expuesta representa el consciente y la parte oculta el inconsciente, que representa más del 80% de la totalidad de la mente, la cual permanece oculta en la profundidad del mar de la conciencia. Esto nos lleva a razonar que la totalidad de nuestra mente, está regida por una parte oculta mucho más grande que la que podemos percibir de nosotros mismos.

En el inconsciente anida una memoria histórica, que aparte de ser propia también es colectiva. La misma viene modelada por la biología ancestral y está profundamente vinculada a las experiencias vivenciales de nuestros ancestros, remontándose a miles de años de antigüedad. Esta memoria ancestral inconsciente se pone de manifiesto en muchos de los aspectos de la vida diaria. Un ejemplo claro, son los actos inconscientes que un recién nacido conoce de manera intuitiva, como el reflejo de succión, reflejo prensil, o tratar de alejar su cuerpo aunque ni siquiera sepa sentarse, de una fuente de calor intenso como una llama. Todos estos actos vienen regidos por miles de años de evolución y aprendizaje. Las constelaciones familiares pueden ayudarnos a comprender el porqué suceden estos actos y porque siguen atados a nosotros. Aún cuando estos instintos evolucionan y pueda parecer que desaparecen, lo cierto es que una cantidad incontable de conocimientos ancestrales heredados, permanecen toda la vida al margen de la luz de la conciencia de una persona, vigilando su existencia e intercediendo en las decisiones conscientes (siempre en función de la supervivencia del individuo), para que éste pueda reproducirse y mantener la continuidad de la especie.

En resumen, nosotros como personas no sólo estamos constituidos por un intelecto, pensamientos o ideas conscientes, si no que en mayor medida existe una inteligencia profunda, un conocimiento silencioso del todo, que rige de manera directa nuestras decisiones en nuestra vida diaria, aunque no seamos conscientes de ello.

Herencias del inconsciente

Para gran sorpresa de muchos de los lectores, el entendimiento de que no somos lo que creemos que somos, causa asombro y desconcierto. Hay grandes investigadores en el área de la psicología humana que afirman que al margen de sentir que tenemos el control de nuestras decisiones, somos programas inconscientes con un fin, y nuestra vida va a estar condicionada a realizar ciertas acciones que en muchas ocasiones son contrarias a lo que creemos que es nuestra felicidad, y nos hacen tomar decisiones que nos llevan a resultados poco ventajosos.

En síntesis el inconsciente es una entidad propia de pensamiento que realiza una función de supervivencia y que en muchas ocasiones almacena también situaciones no resueltas de nuestros ancestros directos: padres, abuelos, bisabuelos, etc.

Estas situaciones vivenciales cuando no se resuelven satisfactoriamente para el individuo, son tomadas como si fuera  una carrera de relevos, por los descendientes de manera inconsciente. Por decirlo de otra manera, un hijo sin saberlo puede revivir las experiencias dolorosas no resueltas de sus ancestros, para tratar de sanar y modificar hechos de la historia familiar y su inconsciente colectivo como familia y liberar a sus descendientes de estas cargas.  Todas estas dinámicas de sanación en su mayoría pasan desapercibidas tanto para la conciencia de la persona que está tratando de sanar su inconsciente familiar, como para quienes lo reciben. Y en muchas ocasiones son vividas como problemas de personalidad, enfermedades, destinos difíciles, etc… Con las constelaciones familiares podemos detectar y resolver estos daños internos.

Remitiéndonos a un ejemplo en concreto: en el trabajo de constelaciones familiares vemos como una persona que lleva el mismo nombre de una abuela o abuelo, vive de una manera muy similar un hecho en concreto que su ancestro no pudo resolver. No tiene por qué vivir el hecho de manera exacta a como lo vivió su ancestro (en muchos casos sí), pero profundizando un poco más en su vida cotidiana, afloran las mismas sensaciones y sentimientos que ya vivió su ancestro repitiéndose el mismo patrón, independientemente de que tan distinta sea su forma de vida a la del ancestro con el cuál se ha creado una fidelidad inconsciente.

Por ejemplo: si un abuelo en  un momento de su vida perdió una gran cantidad de dinero por una mala decisión, es posible que el descendiente tenga problemas laborales como si una especie de mala suerte lo persiguiera en los empleos que pueda tener.

Si una abuela se quedó sola con los hijos porque el marido (abuelo) se marchó o murió de forma repentina, es probable que alguno de sus descendientes tenga problemas para mantener una relación estable y duradera. Independientemente de la forma en que se llega a esta separación, el hecho de fondo es el mismo, el abandono de la pareja.

Un ejemplo que sucede con bastante frecuencia es que el hijo que aprende en casa inconscientemente que en las relaciones de pareja, tiene que haber uno que mande y otro que obedezca, va a tratar de reivindicar al padre o madre que actúa de forma dócil y complaciente con el otro progenitor. Si una madre ha sido sumisa su hija intenta inconscientemente reparar este hecho en su relación de pareja siendo ella la que “lleva las riendas” (forma polarizada).

Función Sistémica

¿Para qué el inconsciente revive las situaciones emocionales de los antepasados? ¿Qué objetivo tiene esto aparte del gasto energético y personal que esto supone? La respuesta es más simple y lógica de lo que parece. La naturaleza es sencilla y contundentemente directa en su forma de actuar. En un linaje familiar todos los individuos comparten una conexión real inconsciente de todas las vivencias de sus antepasados y así nos lo muestran las constelaciones familiares. También la información y los hechos no resueltos seguirán estando en este almacén de información que se comparte de manera colectiva. Así la naturaleza resuelve que si un individuo por su propia voluntad no pudo sanar un destino difícil, el siguiente en la generación, mantendrá este programa doloroso en su inconsciente y volverá a buscar la situación sin saberlo, para que cuando ésta se manifieste se tenga una segunda oportunidad de sanar el suceso. Si no lo logra pasará a la siguiente generación, hasta que llegue el momento en el que uno de sus integrantes logre resolver el destino difícil, y liberar así la carga del inconsciente familiar y de las futuras generaciones. Sacar a la luz el problema de base es modificar el origen de nuestra conducta.

Las Constelaciones Familiares y el Inconsciente

Uno de los principales aspectos, con  el que trabajan las constelaciones familiares, es valiéndose de la conexión colectiva del inconsciente, llamado inconsciente colectivo. A través delas constelaciones familiares es posible revelar más allá del análisis intelectual de un problema personal, cuál es la causa, el origen de una situación, que afecta de manera negativa a una persona en su día a día.

Mediante la técnica de las constelaciones familiares, que explicaremos detalladamente más adelante, las personas que están haciendo de representantes, reciben y dan muestras de manifestaciones emocionales del inconsciente de la persona que está en su turno de constelar. Al no conocer de nada a la persona que está constelando y su vida personal, el inconsciente colectivo se manifiesta sin bloqueos intelectuales en los representantes, y las dinámicas que originan las situaciones dolorosas emergen a la conciencia mediante las directrices y evaluación del constelador, dando por primera vez señales inequívocas, de dónde se encuentra la causa del bloqueo emocional y lo que hay que solucionar.

Las constelaciones no se limitan solamente a sacar a la luz de la conciencia del paciente el origen de sus hábitos negativos. Gracias a la interrelación profunda entre el consciente, inconsciente personal e inconsciente colectivo, también se encargan de reparar la causa desde el nivel de la conciencia a través de los mismos representantes, que en apariencia son ajenos al problema de la persona. Aun cuando la explicación de cómo se instaura una nueva información en el inconsciente personal o colectivo sea compleja, el hecho es, que al realizar una acción consciente dirigida a sanar una parte del inconsciente es un momento terapéutico, donde se está expresando el campo sistémico, bien sea desde una aproximación energética  o una aproximación física. La instrucción positiva es implantada en su consciente e inconsciente, a través de los representantes por los cuáles, también a través de ellos, esta instrucción positiva o sanación se integra en el inconsciente colectivo y logra llegar al inconsciente personal a través de la red de la memoria colectiva.

El Inconsciente Atemporal y su Constitución

Una de las características más curiosas del inconsciente, es que en este nivel de conciencia el tiempo es relativo, la línea temporal que percibimos a nivel mental se desvirtúa en nuestra conciencia interior y por ello es posible que hechos del pasado o incluso hechos del futuro puedan ser reestructurados positivamente en el presente. Es importante recalcar el hecho que el inconsciente no posee un lenguaje estructurado como lo hace nuestra mente. El inconsciente es un absoluto que no define forma, espacio, ni tiempo y esto es muy, pero muy similar a como se comporta el universo a nivel más básico en sus partículas elementales. De hecho muchas investigaciones sobre el inconsciente hoy día, son comparadas con la física cuántica, donde las reglas del mundo que nos rodea cambian cuando nos adentramos en los bloques de construcción de nuestra realidad, el nivel atómico o nivel de las partículas fundamentales. Llegando a conclusiones científicas comprobadas, que más allá de la materia, el espacio en sí mismo es información. Una analogía bastante parecida a lo que es realmente la constitución del inconsciente, que en sí mismo es espacio vacío lleno de información que se manifiesta en niveles superiores en lo que llamamos conciencia o mente.

¿Dónde se encuentra la solución?

Se encuentra en las constelaciones familiares. La solución es simple y depende de unos pasos estructurados que se realizan durante una sección de constelación. En primer lugar, el constelador observará las dinámicas que se manifiestan en los representantes, quienes se prestan para recibir intuitivamente los hechos, sentimientos, personas y dinámicas del inconsciente de paciente. En este grupo de personas que van a estar de pie frente al paciente, se van a dar diferentes dinámicas, sentimientos y sensaciones que el constelador evaluará. En base a su formación, determinará en qué punto del inconsciente personal y colectivo del cliente está ubicado el bloqueo de la persona. En este punto es importante explicar con claridad al paciente lo que esta mostrando el escenario presente. Es bastante frecuente que la persona que está constelando se sorprenda al escuchar verdades que solo él o ella conoce de sus ancestros. Al margen de parecer un acto de videncia espiritual, el inconsciente se expresa con pautas muy claras, científicas  y concluyentes.

En la segunda mitad de una misma constelación es cuando el terapeuta comienza a posicionar correctamente los elementos en el inconsciente del paciente. Pasando por restablecer vínculos emocionales heridos en los ancestros, conciliar disputas y malos entendidos, hacer que éstos tomen responsabilidad por lo que han hecho, no desde la culpa ni el juicio, si no desde el amor y la integración de sus actos. Éste es uno de los aspectos más importantes de la sanación. También han podido ocurrir sucesos donde al propio inconsciente familiar está tan vinculado a otras personas, otros inconscientes,  y aun cuando no haya un vínculo consanguíneo pueden entrar a formar parte del inconsciente familiar, en base a los hechos que hayan sucedido entre personas que en apariencia son ajenas. Un ejemplo de esto es cuando en uno de nuestros antepasados ha cometido o sufrido un hecho violento, como un asesinato. Tanto el inconsciente de la víctima, como el del  perpetrador se integran como uno solo, pasando a formar parte de la historia del inconsciente familiar como con una simbología de dolor o rencor. Mientras este hecho violento no se saque a la luz de la conciencia, se trabaje y se integre, los interesados van a seguir formando parte de la historia familia a través de una vinculación negativa, como una piedra en el zapato.  Al encontrar el motivo por el que inconscientemente la energía del ancestro quedó conectada con un hecho violento,  la causa por lo cual esto sucedió y el reconocimiento del hecho,  es cuando aparece el punto de inflexión que da paso a la solución. Es importante recalcar que para poder realizar un movimiento de integración en el inconsciente de una persona en un hecho violento, hay que exponer la causa por la cual la victima también busco inconscientemente al perpetrador, ya que toda la responsabilidad no es solo del “malo”, si no que se le instrumentaliza como un símbolo de un hecho que el inconsciente necesitaba realizar. Así el peso del juicio, el no querer reconocer la parte de la responsabilidad que tiene cada parte, desaparecen y dan paso a la reconciliación y la integración de un hecho de esta envergadura. En ese preciso instante llamado técnicamente instante santo, la línea directa que abastece al inconsciente del cliente, transmuta su función de dolor a un estado de vínculo positivo, y desde ese preciso momento comienza a recibir una nueva  información en esta rama familiar, información compuesta básicamente por un sentimiento de unidad, amor y confianza.

Así sucesivamente, a medida que los hechos del pasado del inconsciente familiar se van reparando o reorganizando a través de las constelaciones familiares, el inconsciente personal del paciente comienza a abastecerse de información positiva, de aceptación hacia sí mismo, de respaldo y sabiduría, dejando al margen el ruido de los hechos dolorosos que distorsionaban la verdadera función de los vínculos del inconsciente familiar, que es el amor puro y satisfacción por las generaciones futuras.

Integración y Sanación.

Puesto que el inconsciente es la parte más profunda de nuestro ser, de nuestra mente, a medida que los vínculos positivos se restablecen en el inconsciente, nuestras conductas conscientes se modifican cambiando las situaciones en el día a día.  Por eso la sensación de sentirse bien aparece sin previo aviso de una manera sutil y natural, y la persona comienza a notar cambios no en ella misma en principio, si no en las cosas que le suceden. Este es el primer indicio de la sanación profunda: mucho antes de que una persona tome conciencia de que actúa de una manera más positiva consigo misma, comienza a percibir un cambio, un nuevo color en el mundo que le rodea. Esto es un signo inequívoco de que la proyección personal que hace del mundo esta cambiando de manera positiva; comienza a ser consciente de que los estímulos y reacciones también  comienzan a tener un matiz diferente. La persona no necesita aplicar ningún tipo de técnica especial después de las sesiones con constelaciones familiares, ya que los patrones repetitivos que la acompañaban desde siempre, de pronto dejan de estar presentes. Cuando se ha realizado un trabajo profundo con constelaciones familiares, de pronto de forma espontánea lo que producía un profundo malestar y efectos negativos, deja simplemente de estar presente. Así pues, la sanación llega de manera tranquila natural y sin un esfuerzo intelectual. Nadie que asista a una constelación se va con deberes a casa de cómo tiene que actuar, ya que la mente esta supeditada al inconsciente. Esto aporta un grado de distensión y tranquilidad, que restan angustia por realizar lo que creemos que es bueno desde el nivel mental, dejando que así naturaleza y su sabiduría de paso a todas las riquezas de nuestras almas. A todos los beneficios que estar en coherencia con nuestro ser nos aporta en todas las esferas de la vida.

Inscripciones y Consultas

Fecha de Nacimiento